Honrando el Descubrimiento de la Ley del Tiempo



Alfa 26, Luna Entonada del año Semilla Planetaria Amarilla


El día 10 de diciembre de 1989, en el Museo del Tiempo en Ginebra, Suiza, fue descubierta una ley desconocida hasta ese momento, la Ley del Tiempo. El sonido monótono de numerosos relojes, un sonido mecánico que hipnotiza haciéndonos olvidar la armonía de los agradables y creativos sonidos, fueron, tal vez, el detonante de este importante descubrimiento. El reloj, un juguete, a primera vista tan inocente, trajo la muerte a la sensibilidad de las almas humanas y puso en gran riesgo la biodiversidad de vida en la Tierra.


Museo del Tiempo

Solo una persona supo darse cuenta que la frecuencia artificial de los relojes es una gran barrera que nos impide penetrar en el tiempo natural que es el tiempo real. Esta frecuencia artificial es la base de toda la civilización que impera en forma de  una burbuja a nivel planetario y nos impide conectarnos con la naturaleza dentro y fuera de nosotros.


Fue el Dr. José Arguelles quien descubrió que el tiempo mecánico es la prisión mental que daña nuestro corazón. Fue él quien abrió la jaula liberándonos y dejando la puerta abierta a un nuevo camino; camino sagrado lleno de códigos, alegría, magia y unidad.


La Ley del Tiempo reconoce al tiempo como un factor universal de sincronización, que hace la diferencia entre la frecuencia del tiempo natural 13:20 (gobierno del orden sagrado universal) y la frecuencia artificial 12:60 (basado en 12 meses y el reloj 12×2=24 horas, 60 minutos) que mantiene nuestra civilización desconectada de la biosfera.


Charlie Chaplin en su película “Tiempos modernos” describe el tiempo 12:60 en toda su crudeza

Stephanie South, que actualmente preside la Fundación para la Ley del Tiempo, define la Ley del Tiempo como “la ley primaria que organiza todo en el Universo en relación con el tiempo”, donde el tiempo se considera “la evolución de la consciencia”.


Nikola Tesla plantea que “si quieres entender el Universo piensa en términos de energía, frecuencia y vibración; todo lo que existe en la creación es pura energía que se manifiesta a través de la vibración armónica de la luz y del sonido”. Y es precisamente esto lo que representa el Tzolkin, herencia Maya, que como una matriz matemáticamente armónica, se basa en la frecuencia galáctica 13:20 del tiempo natural. Nikola Tesla también nos alertó respecto al futuro descubrimiento de la verdadera naturaleza del tiempo que hasta ese momento pasaba inadvertida.


José Argüelles, a través de sus investigaciones y experiencias extracorporales como viajero del tiempo,  fue informado por los Mayas Galácticos respecto a la naturaleza del tiempo y la recuperación del orden sincrónico expresado en la matriz del orden sagrado conocido como Tzolkin.


La primera máquina fue el reloj. En la actualidad la máquina más grande y poderosa del mundo se encuentra exactamente en el mismo lugar donde se descubrió la Ley del Tiempo, en Ginebra, en el CERN,  el Centro Europeo de Investigación Nuclear. Llama la atención tanta sincronicidad ya que en el mismo año 1989 en que la Ley del Tiempo fue descubierta, el CERN se transforma en el  pionero con el mayor centro de Internet en Europa. Tim Berners, un científico que trabajaba en el CERN, es considerado el padre de la red mundial, world wide web, www. Por lo tanto, en la misma región del mundo donde reinaba la inteligencia artificial y la medida del tiempo mecánico, salió a la luz un “camino más allá de la tecnología”. Además, no muy lejos de Ginebra, Carl Gustav Jung, publicó el libro “Sincronicidad” en el mismo año 1952 cuando se descubrió la tumba de Pacal Votan. (El CERN se fundó aproximadamente en el mismo tiempo, 1954).


Colisionador de Partículas en CERN, Suiza

Un poco más de una luna antes de que se abriera la puerta al tiempo de la cuarta dimensión, ocurrió otra sincronía muy especial: el 9. 11. 1989 cayó el Muro de Berlín en la tercera dimensión.  El 9.11 es el código de emergencia en EEUU muy similar al 9.11/11.9 de la caída de las Torres Gemelas, 11 años después. Todos estos eventos noosfericos cambiaron la historia, cada uno en un plano diferente.


Caída del Muro de Berlín

Desde el punto de vista de la cuarta dimensión, el kin del descubrimiento de la Ley del Tiempo fue Dragón Auto-existente Rojo que inicia la séptima  columna mística del Tzolkin, revelando el misterio. El kin de la caída del Muro de Berlín fue Perro Cristal Blanco, la cooperación en amor incondicional. Los dos kines en su conjunto dan Mono Eléctrico Azul, en servicio de destapar la ilusión. (Para José Arguelles, el kin Mono Eléctrico Azul de su hijo, fue el detonador de la revelación de la Ley del Tiempo).


La tecnología en sí misma tiene méritos tan enormes como positivos, mas, paradójicamente, es también una herramienta de control y manipulación mental, altamente dañina y peligrosa porque atrapa  la atención y la energía del ser humano lo que evidencia su lado oscuro dirigido a la destrucción de la humanidad. Einstein lo predijo: “la tecnología superará a nuestra humanidad”.


El taller de Retorno sagrado del Tiempo, en Brasil, recientemente realizado, al cual asistimos varios de nosotros kines chilenos, empezó el 09.10.2018, en el kin Semilla Planetaria Amarilla que marca el año del descubrimiento de la Ley del Tiempo. También aquí las fechas del taller fueron sincrónicas, puesto que coincidieron con los diez días perdidos en el año 1582, cuando el Papa Gregorio XIII ordenó que al día siguiente, después del 05.10.1582, se comenzara a contar el día como 15.10.1582 “ajustando” con esto el principio del uso del Calendario Gregoriano (entre el 5 y el 15 se saltó 10 días). En Brasil el orden sincrónico nos reunió en el momento preciso, permitiéndonos redimir estas fechas en la historia oscura del tiempo mecánico para que diéramos el salto en nuestra consciencia multidimensional 13:20.


Agradecemos a los Códigos del Tiempo que cambian nuestra frecuencia y la frecuencia del planeta al proporcionarnos una percepción diferente del mundo. La eterna gratitud a su descubridor que nos abrió la posibilidad de desarrollar la poderosa tecnología interna.


José Arguelles - Valum Votan

Leer mas: http://www.13lunas.net/blogreinaroja/El_Descubrimiento_Ley_Tiempo.htm

CONTACTO
SÍGUENOS

Fundación para la Ley del Tiempo

Santiago, Chile

​​

Tel: +569 6841 0616

leydeltiempochile@gmail.com

  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram