Bienvenidos al Noosboletin 119

Edición de la Luna Eléctrica del Servicio 2019


Bienvenidos a la Luna Eléctrica del Servicio del Venado, la tercera Luna de la Onda Encantada del servicio planetario.


La civilización industrial es insostenible. Todas las crisis múltiples apuntan al hecho de que esta civilización actual no puede sobrevivir en la dirección que está yendo. Nuestra tarea es buscar las causas sistémicas detrás de la realidad aparente.  


La Ley del Tiempo señala que estamos en una transición sin precedentes llamada la transición biosfera-noosfera. El propósito clave de este boletín o noosboletín es realizar un seguimiento de esta transición y ofrecer pensamientos simientes para acelerar este proceso.


En el libro El Tiempo y la Tecnosfera: la Ley del Tiempo en los Asuntos Humanos, el Dr. José Argüelles define la noosfera: 


Noosfera: envoltura o campo mental de la Tierra, discontinua con y por encima de la biosfera; inconsciente hasta el descubrimiento y la aplicación de la Ley del Tiempo...


Noosfera: Envoltura mental o capa pensante de la Tierra. Unidad de almacenamiento y regulación de la suma de interacciones mentales pasadas, presentes y futuras de toda la vida terrestre, tanto en el reino fenoménico como en el imaginal. Próxima etapa de la evolución humana, escenario de la activación supermental y el descenso supramental. (Tomado del Glosario de Términos de la Ley del Tiempo).


La Ley del Tiempo es un sistema en constante evolución de correspondencias simbólicas que reorganiza telepáticamente la mente y nos introduce en la conciencia noosférica.


El Dr. Argüelles también enfatiza que la noosfera es "activada por el registro de la biomasa humana en la frecuencia de tiempo correcta 13:20 a través de la adopción universal del calendario de Trece Lunas".  


Los códigos sincrónicos de la Ley del Tiempo son un regalo para ayudarnos a mantener la conciencia continua en la frecuencia de tiempo 13:20 y así acceder a la noosfera. Si se practica diariamente, los códigos sincrónicos colocan los componentes de la conciencia en diferentes construcciones geométricas fractales del tiempo.  


Esto da como resultado la experiencia de la consciencia cósmica. La consciencia cósmica se basa en estar consciente en todo momento y no volver a quedarse dormido. A medida que nuestra consciencia se expande hacia el cosmos, comenzamos a acceder a nuestro ser multidimensional.  

Esta expansión de la conciencia es nuestro estado natural después de liberarnos de las cadenas mentales del tiempo artificial y disolver nuestra mentalidad condicionada.  


En la geometría púlsar, el tercer tono (y la tercera Luna) representa la primera etapa del púlsar sensorial de segunda dimensión 3-7-11. El animal tótem para esta Luna es el Venado que nos recuerda que seamos amables con nosotros mismos y con los demás a medida que avanzamos en este momento de transición sin precedentes. 




0 vistas
CONTACTO
SÍGUENOS

Fundación para la Ley del Tiempo

Santiago, Chile

​​leydeltiempochile@gmail.com

  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram